Es la fruta del damascal que se cosecha en diciembre. Es una fruta de color anaranjado, con sabor acido y carozo pequeño.
Su planta es silvestre con muchas ramas y hojas redondas.

El producto una vez en el secadero se lava y acomoda en paseras, luego se lleva a la playa de sol donde se produce su desecado. Mas tarde son humectadas para tiernizar el fruto.