En el año 1984, nace del seno familiar, un nuevo proyecto. Además de ser agricultores y trabajadores idóneos de los productos originarios de Mendoza, como son: las ciruelas, duraznos, damascos, higueras, perales, nogales, almendras y viñedos.
Este nuevo emprendimiento surgió a raíz de tener muchos conocimientos sobre las propiedades nutritivas y las virtudes que se obtienen de los frutos frescos, una vez llevados con un proceso prolijo y delicado a la deshidratación.

En primer lugar pensamos solamente en la elaboración, luego nos preguntamos ¿por qué no fraccionarlas y comercializarlas directamente?. Asi fue que adquirimos nuestro primer medio de movilidad, salimos a las rutas con rumbo a lo desconocido, recorrimos distintas provincias, con mucha incertidumbre, pero a la vez con fe y esperanza.

El principio fue duro, pero paso a paso fuimos abriendo un nuevo camino al mercado interno, es al cual agradecemos porque para nosotros fue una salida laboral que se aprovecho satisfactoriamente.

Con nuestra calidad en los productos que elaboramos, con paciencia y honestidad hacia nuestros clientes, con constancia, confianza y responsabilidad que ganamos año tras año, hoy queremos presentarles nuestro nuevo establecimiento desde Bowen - Gral. Alvear, al sur de Mendoza, para todo el mercado interno argentino.